Serra de Tramuntana
Unesco - World heritage
Serra de Tramuntana

Reunión de la Mesa Permanente del Consejo de Participación de la Serra de Tramuntana

 

La sesión ordinaria trató, entre otros asuntos, el aumento de solicitudes de subvenciones para recuperación, rehabilitación y conservación del patrimonio de la sierra de Tramuntana y las medidas que se han tomado para controlar el ruido y la velocidad a la carretera Ma-10

La Mesa Permanente del Consejo de Participación de la Serra de Tramuntana se reunió ayer en una sesión ordinaria en la que participaron los representantes de colectivos y entidades que forman parte de este órgano consultivo, con la presencia de la consejera de Territorio y vice-presidenta del Consorcio Serra de Tramuntana, Maria Antònia Garcias, así como el director insular de Territorio y Paisaje, Miquel Vadell.

A lo largo de la reunión el Consorcio de la Sierra de Tramuntana Patrimoni Mundial hizo balance de la convocatoria de subvenciones, el plazo de la cual se cerró a finales de enero, con un importante aumento en cuanto al número de solicitudes recibidas. Así, en esta última convocatoria el Consorcio ha recibido 161 peticiones de subvenciones, cuarenta más que en 2019. En cuanto al tipo de beneficiario, los principales solicitantes son ayuntamientos (26) y particulares (100), aunque también solicitan ayudas entidades sin ánimo de lucro (2), comunidades de bienes (1) y comunidades de regantes (1). Además, 31 explotaciones agrarias han presentado solicitudes al ofrecerse este año esta posibilidad.
La mayoría de solicitudes de subvenciones se presentan para llevar a cabo trabajos de recuperación de elementos etnológicos -molinos, márgenes, acequias, hornos de cal, etc.- y para recuperación de paisaje agrícola, que incluye trabajos como la tala, la limpieza, el control de plagas o trabajos de prevención de incendios, entre otros.

En la reunión participó también el consejero ejecutivo de Movilidad del Consell de Mallorca, Iván Sevillano, que informó de las medidas que el Consell ha tomado para controlar la velocidad y el ruido en la carretera Ma-10 de la sierra de Tramuntana, dando así respuesta a una reivindicación histórica de las vecinos de la zona en cuanto a la seguridad, la peligrosidad y a la problemática ocasionada por las motocicletas que circulan por esta vía.

Así, se ha reducido la velocidad máxima permitida de 70 a 50 kilómetros por hora y se han prohibido los adelantamientos en el entorno del mirador de ses Barques. También se han colocado bandas rugosas como elemento disuasorio y reductor de la velocidad. Sevillano insistió en que no se trata de medidas puntuales sino que la intención es dar continuidad.

Por último, se informó a los representantes de los avances en cuanto al registro de la marca “Serra de Tramuntana Mallorca Patrimoni Mundial” para difundir y promocionar productos, bienes o servicios, vinculados en el territorio de la Serra de Tramuntana declarado Patrimonio de la Humanidad. El registro está en este momento pendiente de aprobación en instancias europeas y en la reunión se acordó la creación de un grupo de trabajo con representantes de varios sectores a fin de elaborar los requisitos y condiciones específicos para cada producto.

TODOS LOS POSTS