Serra de Tramuntana
Unesco - World heritage
Serra de Tramuntana

La Serra de James Lambourne, artista visual

 

CATEGORÍAS: Cultura.

31.10.2016
 

Desde la antigüedad, las distintas civilizaciones que han habitado la Serra de Tramuntana se han adaptado a ella sin destruirla. Han construido muros y pueblos con sus piedras, creando un paisaje único y bello, sin intención de serlo, a partir de los materiales que les ofrecía el entorno.

Podría decirse que con esa misma inocencia James Lambourne recogió la primera piedra de su colección a los 5 años de edad en el camino de su casa de Inglaterra antes de mudarse a Valldemossa por motivos de salud. Pero si de forma inconsciente empezó su vínculo con las piedras, de forma muy consciente lo hizo su relación con la Tramuntana. Saber desde niño que el elemento natural, el clima y el mar influían en su salud inspiró su profundo interés en la naturaleza que lo rodeaba.

Sus paseos por la Serra, Randa o S’Albufera le enseñaron a observar las huellas del tiempo en la materia, la diferencia y la relación entre el paso del tiempo geológico, vegetal, animal y humano; la acción de la naturaleza en esas piedras que colecciona como tesoros.

 

«La Serra de Tramuntana se formó por el movimiento de las placas; pero aunque no lo vemos, sigue cambiando. Las piedras están moviéndose, rompiéndose… todo está cambiando. Cuando una piedra se erosiona, se hace arena, después se forma un conglomerado y se vuelve a unir. Nada está inerte. Todo está en movimiento. Lo que no debemos hacer es forzar nosotros ese cambio desde el punto de vista paisajístico”».

 

A través del grabado, el collage, el dibujo, la pintura o las esculturas de elementos que “toma prestados de la naturaleza” modela territorios reales e imaginarios: desde dibujar música sobre largas tiras de papel hasta encontrar piedras rotas que al separarse y erosionarse por la lluvia y el viento cuentan una historia diferente cuando James las vuelve a reunir. Como los miembros de una familia.

Pero James prefiere que sea su trabajo el que hable de su relación con la Serra de Tramuntana. Por eso, nos abrió las puertas de su casa y estudio en Alaró y nos mostró parte de su obra y sus tesoros naturales.