Serra de Tramuntana
Unesco - World heritage
Serra de Tramuntana

Rondalla contemporánea sobre el ingeniero Parietti y la carretera de Sa Calobra.

 

CATEGORÍAS: Cultura.

28.09.2016
 

Si hubo en el mundo un especialista en atardeceres, fue él.
Vio caer la tarde, en la misma ladera, sobre la misma roca, un número incontable de veces.
Pero no observaba el sol. Fue el primer especialista en atardeceres que observaba con minuciosidad, cualquier otra cosa.

En su caso, los equilibrios de las cabras, que salvaban el desnivel (800 metros metros de la cima a la playa, nada menos) con pasos aparentemente temerosos, pero Paraunexpertoenatardeceresquenomirabanuncaelsol, muy sabios.

Aprendió de memoria los movimientos, como una jugada de ajedrez.

Primero esta pata en esa roca, un breve salto a la siguiente y después, una curva a la derecha, un avance... y un nuevo salto a la izquierda.

Tras los primeros centenares de atardeceres, dibujó un trazado mental en su cabeza. Una carretera que, como un lazo, envolvía la montaña para convertirla en un regalo a los visitantes.... y con ellos, a los vecinos de la isla.

Fueron pocos los que supieron que, esa vía, de diseño aparentemente caprichoso, que se estudiaba como una de las maravillas de la ingeniería de los años 30 en universidades de todo el mundo, había sido construida por el mejor de los ingenieros: la naturaleza... y la observación que de ella hizo un hombre, Elmayorexpertoenatardeceresdelmundo, el único capaz de darse cuenta de que una a una, todas las cabras de la montaña, repetían el mismo camino en su descenso hasta la orilla.

Elingenieroquefuesuficientementehumildecomoparaaprenderdelascabras, decidió añadir al proyecto un recuerdo de su experiencia: una curva innecesaria que durante años intrigó a los estudiantes de ingeniería. Una curva que bordeaba una roca grande, apoyada caprichosamente en la ladera, donde solo las personas que, además de mirar saben ver, pueden sentarse aún a aprender cosas nuevas.


Ésta es una historia basada, con todas las licencias creativas, en una de las leyendas sobre el ingeniero Parietti, responsable del proyecto de la carretera de Sa Calobra, finalizado en 1933.
Un maestro que supo, con humildad, dejarse enseñar por la naturaleza.
Más historias (esta vez reales) sobre su obra, aquí.