LA FAUNA

 
La fauna silvestre de la Serra de Tramuntana es rica en endemismos, y está determinada por la doble insularidad que supone la presencia de esta región montañosa —aislada del resto del territorio— dentro de una isla. Por tratarse de una de las zonas menos afectadas por la actividad humana reciente, aquí han sobrevivido especies muy amenazadas en otras partes de Mallorca.
 
El relieve abrupto y las características de la vegetación han propiciado una evolución particular de grupos que presentan numerosos endemismos. Un fenómeno que destaca en el caso de los invertebrados cavernícolas: con un total de 125 especies en Mallorca, 94 se encuentran en cavidades de la Serra de Tramuntana.
 

En el caso de los vertebrados, los mejores representantes se encuentran en la fauna más amenazada, como el águila pescadora o el buitre negro. El endemismo más característico, símbolo de la fragilidad de los ecosistemas, es el ferreret o sapillo balear, minúsculo anfibio que solo vive en acumulaciones de agua temporales de los cañones cársticos de la Serra.