La naturaleza, nuestro hogar.

La Serra de Tramuntana es rica en fauna y flora, en los que abundan endemismos como el minúsculo ferreret o sapillo balear. Algunos paisajes han sido protegidos por su evidente valor ecológico, como el islote de Sa Dragonera, hoy Parque Natural, o el Torrent de Pareis y las Fonts Ufanes, declarados monumentos naturales. Para descubrir la Serra nada mejor que adentrarse por centenares de caminos, a menudo vinvulados al sendero de Gran Recorrido GR-221, a lo largo de los que se encontrarán refugios donde pernoctar, áreas recreativas y centros de interpretación con información detallada del patrimonio natural y cultural.