SÓLLER

 
Biniaraix, Sóller
Biniaraix, Sóller
En un valle fértil rodeado de olivos, naranjos y huertos, florece esta urbe comercial amante de los productos de la tierra. En calles estrechas se levantan casales de emigrantes que regresaron enriquecidos de su estancia en Sudamérica o Francia. El comercio regular con Francia tuvo consecuencias culturales, que se reflejan en aspectos como la arquitectura y el lenguaje, y todavía muchas familias hablan francés. La plaza de la Constitució está presidida por la Iglesia de Sant Bartomeu y el Banco de Sóller, edificios con aportaciones modernistas.Municipio apreciado por senderistas, que recorren, entre otros, el camino empedrado del Barranc de Biniaraix. El tren y el tranvía de Sóller, todavía en funcionamiento, son de principios del s. XX.
 
Habitantes
13.194
 
Mercado semanal
Jueves, sábado