Serra de Tramuntana
Unesco - World heritage
Serra de Tramuntana

Castillos roqueros

 
Tras la conquista de Jaume I, las tierras de la Serra se repartieron entre el rey, sus caballeros y la Iglesia, estableciéndose nuevas formas de organización territorial. Para defender la isla de posibles ataques árabes, los cristianos establecieron una red de torres, atalayas y castillos. Así se consolidaron las fortificaciones más importantes: el Castell de Rei (Pollença) y el Castell d’Alaró, castillos roqueros establecidos en puntos clave de defensa ya existentes en época romana, y que los musulmanes habían convertido en fortalezas.

 

Siglos después, estos castillos sirvieron a los partidarios del rey Jaume III de Mallorca para defenderse de la invasión de Pedro IV de Aragón, que supuso la reintegración del reino independiente de Mallorca a la confederación catalano-aragonesa.