POSESIONES

 

Una possessió es una gran propiedad o finca rural y agrícola, de una extensión más o menos importante, que incluye un pequeño núcleo edificado, las cases de possessió, verdadero centro de explotación y producción. Tienen su origen en el reparto de tierras entre los nobles que participaron en la conquista catalana de Mallorca en 1229, un reparto realizado a partir de las alquerías islámicas preexistentes. Así que los propietarios de estas fincas suelen estar emparentados con descendientes de familias nobles de terratenientes. En las posesiones se encuentran infraestructuras de gran interés etnológico: la carbonera (almacén del carbón producido en la propiedad), la bodega (sobre todo en los litorales de Valldemossa, Deià y Banyalbufar) o la torre de defensa, propia de fincas cercanas a la costa.

 
La possessió ha sido durante siglos la pieza clave de la economía agrícola y ganadera tradicional. Las fincas se han ido adaptando al paso del tiempo, y las necesidades o la voluntad de sus propietarios han generado modelos constructivos diferentes. Algunas presentan un carácter fortificado, como Son Marroig (Deià), otras constituyen palacios barrocos, como Alfàbia (Bunyola), o neoclásicos, como Raixa (Bunyola). 

MÁS INFORMACIÓN